¿Correr en verano?

Buenos días a todos!

Pues aquí andamos de nuevo, delante del teclado tratando de escribir un post que resuma las sensaciones de estos días. Y la sensación básica y predominante ha sido calor, me aso, joder que me derrito!!!!

Todo esto me ha llevado a preguntarme: ¿Será sano esto de correr en verano? No sé lo que le pasará al común de los mortales, pero para mí desde luego no es para nada cómodo correr con estos calores. Básicamente, estas temperaturas lo que hace es que me sofoque y me peguen los sudores, lo que hace que se disparen las pulsaciones y tema por el bien estar de mi querida patata.

Leyendo a los entendidos, o por lo menos a los que hacen parecer que son entendidos, es normal sufrir más de la cuenta al correr con calor. En algunos casos he llegado a leer que puede incrementarse hasta en 10 ppm debido al sofocante calor.

Cuando lees esto piensas, bueno, entonces lo lógico es parar estos meses hasta que la temperatura sea la adecuada para no salir y desintegrarse en el asfalto. Pero claro, parar durante dos mese te lleva directamente a la casilla de salida y mira, no estoy dispuesto a tirar lo poco que he ganado por la ventana. Así que he decidido no parar, pero con ciertos cambios.

Se acabo el correr por la tarde. Un día lo intenté y casi fallezco en el intento. Pude ver a la muerte caminar detrás de mí, eso sí, en bermudas y chanclas, que el calor es el mismo para todo el mundo. Cuando decides que no vas a correr más por la tarde, entras en otro tipo de disyuntiva: ¿madrugo por las mañanas o salgo a correr cuando caiga la noche?

Mi naturaleza de perro vago hace que de primeras pienses ..¿Madrugar el fin de semana? ¿Sin tener que currar? ¿¡¿¡¿¡¿PARA CORRER?!?!?!?!? Estas tonto o que te pasa! Pero la verdad es que no es una mala opción. Lo he probado y los pasos correctos para correr por la mañana son los siguientes:

  1. Dejar la ropa de correr a los pies de la cama. Si no te importa duerme con ella.
  2. Colocar el despertador a una hora intempestiva y bajar la persiana a tope para que cuando te levantes no te de tiempo a ver que es muy pronto por la mañana o que tiempo hace. Debes permanecer ignorante a todo estímulo externo.
  3. Vístete. 0 estímulos. Debes permanecer en ese estado de desconexión propio de cuando te levantas. Como te de por pensar en que cojones estás haciendo y porque lo estás haciendo te vuelves a la cama.
  4. Sal por la puerta sin coger las llaves. Si para cuando cierras la puerta te arrepientes de lo que has hecho ya no hay marcha atrás. No tienes llaves para volver a entrar y por supuesto no vas a abrir la caja de pandora despertando a tu mujer/compañero de piso/mascota a esas horas porque te has achantado.
  5. Nada de carteras ni dinero. Puede darte por tomar un café mientras haces rato para que te abran la puerta.

Cuando te encuentras en la calle, sin dinero, sin llaves y con el garmin puesto … dices … ya que estoy aquí … vamos a correr. Eso sí, jamás te librarás de la mirada del portero cuando te ve salir a esas horas a correr y de las miradas cómplices de otros corredores, o locos llámalos como quieras, que han cometido la misma imprudencia que tu.

También he probado a correr por la noche. La misma naturaleza de perro que hace que no te quieras levantar por la mañana actúa a la noche para convencerte de que no tienes ganas, que realmente lo que deseas es quedarte en el sofá haciendo cualquier otra cosa que no sea correr. Si consigues vencer esa pereza, la verdad es que la sensación de correr por la noche con “algo” más de fresquito está bastante bien.

De momento intento compaginar ambas cosas en la medida de lo posible. Lo que si estoy intentando hacer es completar los entrenamientos cuanto antes. Es decir, aunque tenga planificado para un día concreto un entreno, si el día antes puedo hacerlo lo hago, vaya a ser que después las circunstancias o mi perro interno me impidan hacerlo.

Antes de que llegara el calor compaginaba la carrera continua con algunos entrenamientos de series en pista. En verano, tras hablarlo con mi fakemister, hemos decidido olvidarnos de estos entrenamientos para mejorar ritmo y centrarnos en acumular kilómetros y lo que es más importante aumentar las distancias que hago en cada entrenamiento. Con ello lograré llegar más o menos decentemente a Septiembre, donde volveré a hacer series y acostumbrarme a recorrer grades distancias de cara a mi nuevo objetivo ….. acabar una media maratón chanananananan chananananana CHANANANANANAANANAANA.

Así que aquí os dejo mi nuevo planning de entrenamiento para estos meses estivales (3 sesiones/semana):

entreno_verano

Espero que con estas sesiones pueda a finales de año estar listo para completar una media maratón en un tiempo “decente”, mejorando al mismo tiempo.

Ya os iré contando. Un saludo!

Publicado en Running | Etiquetado , , | 6 comentarios

Crónica Spartan Race

Buenos días a todos!

Nunca es tarde si la dicha es buena y, a pesar de que hace ya una semana que me ventile esta carrera, no puedo evitar relatar la historia de como fakerunner paso de ser un personajillo más a un rudo espartano … o al menos eso te hacen creer en la carrera, porque en la vida real sigo siendo el mismo pringadillo de siempre 🙂

Cuando allá por el mes de febrero nos apuntamos a esta carrera, no reparamos en la complejidad de la misma. Simplemente nos sedujo el hecho de “oh! Dios mío!!! Vamos a ser unos putos espartanos” y el hecho de poder rebozarnos en el barro impunemente, es mas, que cojones poder, el deber de rebozarnos en el barro!

Pues bien, desde una semana antes ya estaba cagado del miedo. Cuando la cosa está lejos te echas unas risas pero cuando te das cuenta de que ya ha llegado la risa se torna en llanto. El formato de la carrera hace que el recorrido y los obstáculos en principio sean desconocidos. Yo eso no lo tolero, así que la semana antes de la carrera yo no sé la de veces que fui al lugar donde se hacía la carrera para ver si podía ver o intuir por donde iba la misma o que carajos nos iban a hacer. Después de ver la renuncia que nos hicieron firmar yo ya pensaba que nos iban a hacer tirarnos de un helicóptero en marcha rollo SWAT.

En esto he de reconocer que la organización se lo curró y pasaron de no tener nada montado dos días antes de la carrera a tenerlo todo listo a pocas horas vista de la misma, de tal manera que a menos que fueras un friki redomado como yo y fueses la tarde antes, no ibas a ver nada.

Pues bien, el día de la carrera me levanté y dije para mí mismo, pues nada, ya ha llegado. Salía en la tanda de las 10.30 am y como viene siendo habitual en mí, me plante en Rivas a las 8 de la mañana. Sí, no tengo mesura y si vas a una carrera a esas horas solo te encuentras con los keniatas de turno a los no te va a dar tiempo a saludar ni en la salida. Nos juntamos los tres que íbamos a correr la carrera y nos repartimos los maillots que habíamos hecho para la ocasión. Como os digo somos unos putos frikis, aunque después ver lo que vi allí he tenido que redefinir mi concepto de frikismo.

Cuando llegas allí con tu cuerpo escombro ya hay cosas que no te cuadran. Podemos definir la Spartan Race como el congreso anual de ciclados y mazados de España. Virgen santa. Cuando vi lo que había allí dije para mis adentros “esto es imposible que lo acabemos”. Ya no porque no tuviéramos la forma adecuada, sino porque la salida iba a ser como los putos San Fermines, una panda de morlacos que como te descuides te pasan por encima.

Decidimos obviar que éramos lo peor de lo que había allí y fliparnos más acercándonos a que nos pintaran. Si no acabábamos por lo menos parecer auténticos espartanos aunque nos quedáramos en unos Efialtes cualquiera.

Una vez pintados y ya siendo las 9.30 am, decidimos que era el momento de calentar y aquí realmente entramos en una puñetera realidad paralela. Mientras nosotros trotábamos cochineramente, podías ver a todos los mazaos haciendo abdominales, flexiones, sentadillas, burpees … vamos, curtiéndose el lomo como si no hubiera un mañana, que yo pensaba para mis adentros “esto será para salir más inflados en la foto de salida no?”. Yo por mi parte, trote un poco con mis compis ya que cualquier abdominal o cosa que se me ocurriera hacer iba a ser una menos que iba a poder hacer en carrera y total, si llevaba tres meses sin hacer ninguna a que carajos iba ponerme ahora, es como estudiar el día antes del examen.

A las 10.15 estábamos ya en la línea de salida, con el corazón a cien. Eso era una puñetera fiesta, todo el mundo saltando, chillando las famosas consignas de los espartanos y el speaker arengando al personal. La verdad es que esos momentos fueron la leche, en eso la organización también se lo curro. Decidimos colocarnos al final de la oleada, de unas 250 personas aproximadamente, para evitar atropellos y porque nuestra misión era acabar.

Pistoletazo de salida y comienza lo que a la postre iban a ser 14 kilómetros de carrera como cabras a través del monte. Cuando los días antes me acerqué a correr un poco por la zona, lo hice por los caminos. Craso error, la carrera iba por todos los lados menos por el camino. Ladera arriba y abajo por todos los cardillos, si pensabas que te lo iban a poner fácil, la llevas clara. Además el terreno estaba seco y se levantaba polvillo, otra manera más de mandar a la gente a su casa .

Pues bien, los primeros obstáculos con un montón de ganas. Pasamos por los primeros muros sin problemas aparentes, reptamos por debajo de los primeros alambres de espino. Aquí he de decir que algunas de las personas que decidieron lucir torso, se pelaron el lomo contra la alambrada. Y es normal, con ese volumen muscular es literalmente imposible que quepas por el hueco que dejan entre el alambre de espino y el suelo. Mi tripa, sin embargo, es retráctil, lo que me permite esconderla a placer no como sus músculos. Seguimos el recorrido encontrándonos alguna rueda que cargar al lomo y por fin llegamos a lo que nos interesa, dos pozas llenas de autentico fango importado directamente de las termopilas. Pues bien, el que escribe decidió afrontar la primera de ellas saltando cual grácil corzo a la mitad del patatal, sin valorar las posibles consecuencias. Que consecuencias? Que se te quede la zapatilla en mitad del barro a una profundidad considerable mientras te cagas en todo lo que se menea por ser tan tonto. Pues a rebozarse toca. Mientras la gente de la organización me decía que dejara la zapatilla ahí, no sé en qué cojones estaban pensando porque me debían de quedar 10 km y como coño los iba a hacer sin una puñetera zapatilla, yo andaba escarbando en el barro en busca de la zapatilla perdida. Una vez encontrada me la puse y decidí atármela hasta que se me pusiera el pie morado. No iba a volver a perderla.

Mención aparte requiere el lanzamiento de jabalina. Sí, lanzamiento de jabalina como lo leéis. La verdad es que no era la prueba tan complicada, pero en mi afán de atizarle al monigote, no le di con demasiada fuerza por lo que no se quedo clavada así que me toco hacer mis primeros 30 burpees. Puedo asegurar que al acabarlos pude ver al mismísimo Dios. Y que me dejaron pa choped pa los siguientes metros corriendo … pero que somos? Au Au Au!

Seguimos el recorrido, subiendo bastantes metros de desnivel. No puedo decir exactamente cuántos porque ni se me ocurrió llevar el pulsómetro. Visto lo que paso con la zapatilla, casi mejor. De momento no había fallado ninguna de las pruebas y había evitado los tan temidos burpees de castigo (sentadilla + flexión + salto).

Uno de los obstáculos a superar durante la prueba es el típico recorrido de barras que tienes que atravesar colgado de ellas. Con mi volumen eso se tornaba en un esfuerzo titánico, por lo que decidí afrontarlo a toda hostia. Deje un especie interesante a la persona que iba delante y salí colgado a toda leche como los monetes del zoo, con tan mala suerte que pille al tío de delante y para evitar fallar la prueba le pasé como pude, bajando posteriormente al suelo y cayéndose el tío al que había adelantado encima de mi pierna. Oh dolor! Oh llanto y crujir de dientes! Me hizo polvo y aún conservo un moratón que da fe de ello.

Seguimos afrontando el recorrido y en algún momento del mismo uno de los compis se torció el tobillo. Putada. Tuvimos que ralentizar el ritmo de carrera. El objetivo era acabar todos juntos y no se iba a dejar tirado a nadie. Para no aburriros os comentaré un poco las pruebas que nos fuimos encontrando más o menos:
1. Muros para pasar por encima. En estos obstáculos había que coger carrerilla, saltar y tirar de brazos. Era bastante cómico el ver correr a la gente y literalmente estamparse cual mosca en un parabrisas contra el muro.

2. Pruebas de fuerza. Bien en formato rellena esa escombrera de puñeteras piedras y súbete esa cuesta rollo obrero. O engancha ese adoquín fabricado con un adamántium y que pesa más que un crío. O coge esa rueda de camión bájala hasta el final del camino y suela tirando de una cuerda y dejándote las manos en el intento.

3. Alambre de espino. Jajajaja solo de recordar las cantidad de espaldas marcadas por él y me da la risa. A múltiples alturas y siempre teniendo que doblar el lomo.

4. Pozos de barro. Preparados a conciencia, con la proporción barro/agua perfecta para que no quede un milímetro de tus ser limpio.

5. Obstáculos de escalada. Con piezas colocadas para que te ayudaras. Estos se hacían jodidos porque al ir embarrados totalmente resbalaba aquello que daba gusto.

6. Pruebas de equilibrio. Pasar por zonas manteniendo el equilibrio sin caer.

Entre pitos y flautas, a un ritmo bastante penoso por la lesión de nuestro colega y después de haber oído a los voluntarios un sin fin de veces decirnos que solo quedaban 3 km, nos plantamos en el auditorio. Otro 10 para la organización en ese sentido, habían montado un montón de pruebas en los metros finales de tal manera que la gente que venía a acompañarnos pudo deleitarse con nuestro buen hacer al afrontar los mismos.

Mención aparte requieren los dos últimos. El primero una pista americana con barro en el suelo y alambre de espino a poca altura donde. Pero no una mini pista americana. Aquello era la puñetera A3 del barro, no sea acababa jamás. Además, habían decidido poner unos aspersores para que aquello se encontrara en su punto justo cuando fueran llegando los corredores. Como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo una foto de la organización de mi persona haciendo frente a la misma.

photo1

Y después de esto, y cuando ya estas hasta el tuétano de barro, súbete una pirámide con agua cayendo en donde pude ver las mas horrendas hostias de toda la carrera.

photo4

Después de esto y literalmente hechos polvo, línea de meta y la gloria. Spartan Race Súper finalizada. Una gozada oiga. Medallita y a compartir la alegría con todo el mundo.

photo3

photo2

No lo sabíamos aún, pero nos quedaba la prueba más dura. Las duchas. En mitad de Rivas y con un frío de pelotas, la organización había instalado unas mangueritas de agua fría para que 8000 personas se quitaran el barro. Demencial. Podíamos cortar baldosines con los pezones del frío que teníamos.

Madre mía que post más largo la leche y eso que no he entrado demasiado en detalles. Como resumen, una auténtica gozada de carrera. Hubo problemillas organizativos, pero en general me pareció una pasada. De hecho ya estoy mirando para hacer la siguiente!

Un saludo!

Publicado en Running | Etiquetado , , , | 1 Comentario

El cagómetro se dispara

Hoy, he recibido el formulario de renuncia de riesgos de la Spartan Race. Es obligario firmarlo y he sentido la necesidad de compartirlo con vosotros porque literalmente me ha puesto los huevos de corbata.

Aquí os dejo una captura:

Disclaimer

Mandarte esto 5 días antes de la carrera hace que te quieras esconder un agujero muy lejano y oscuro.

Oh Dios mio! Vamos a palmar!

Publicado en Running | Etiquetado , , | 2 comentarios

Un paso atrás …

Como en todas las facetas de la vida, uno no se cree una cosa hasta que no la experimenta por si mismo. El running no es una excepción.

Como ya os he comentado en algún otro post, vengo de un periodo de vacaciones bien merecidas en el que, a pesar de que la intenciones previas eran buenas, la verdad es que me he tocado las narices como Dios manda en lo que a correr se refiere. Seamos sinceros, cuando estas de vacaciones relajado al máximo, lo último que apetece es ponerte las zapatillas e ir a darte la matada por un sitio que no conoces. Eso le pasa a todo el mundo, creo, seas cochinillo como yo o no.

Pues bien, mi teoría/paja mental era que … joder … en 2/ 3 semanas de inactividad no se podía perder todo lo que te habías currado en 3 meses antes. Como mucho irías mas lento, pero tampoco para alarmarse y tus curtidos pulmones y patata sabrían cuando habías decidido a bien que su periodo vacacional había terminado. Mi querido fakemister en varias ocasiones me había dicho que debería salir a correr, aunque fuera testimonialmente, que me ayudaría. Yo como siempre ni puto caso.

Pues bien, cual jover y tierno lechal, ayer salí a correr como lo hacía de costumbre antes de las vacaciones, por una ruta conocida y con unas ganas tremendas. Pensaba ir al ritmo que iba normalmente. Pues zasca hostiaza contra el muro! Al principio como estas fresco y descansado puedes ir aun ritmo llevadero, pero con el paso del tiempo, te das cuenta de que vas literalmente hecho una mierda. Comienzas a sentir que no respiras, jadeas. Que necesitas bajar el ritmo a velocidades que no recordabas desde hace bastante, llamando de nuevo a las puertas del olimpo cochinil. En fin, un desastre.

Supongo que podría echar la culpa a muchas cosas. El calor, aunque la verdad es que salí tarde y hacía una temperatura bastante llevadera. La alergia, aunque la verdad es que no me molesto demasiado, picor en los ojos y algo de jadeo, pero vamos no para ir así. Podría echar la culpa hasta al Chupacabra, pero al final hay que hacer examen de conciencia y darse cuanta de que la culpa la tiene uno mismo, por parar tan de sopetón y intentar arrancar como si no hubiera pasado nada.

En fin, uno es novato, pero toma nota de una nueva lección aprendida a base de un nuevo batacazo. La recuperación de lo perdido, no me preocupa. Fakemister me ha comentado que con trabajo se vuelve a la forma anterior relativamente rápido. Lo que realmente me preocupa es el tener la Spartan Race en menos de 5 días y darme cuenta de que he planificado mal el trabajo para esa carrera y que voy a sudar tinta para acabarla, mucha más tinta de la que esperaba a priori. Pero bueno, que es la vida sin retos imposibles? Pondremos los bemoles encima de la mesa y aunque sea con el pulmón en la mano se llegará a la meta. Eso sí, iré dopado hasta las trancas 🙂

En fin, la conclusión del post que enlaza directamente con el título del mismo es: Un paso atrás … para dar tres bien grandes hacia adelante!

Un saludo!

Publicado en Running | Etiquetado , , | 1 Comentario

Spartan Race Super

SR_CMYK_Round_BB

Buenos días a todos!

Después de un periodo vacacional largo, ayer volvía a los entrenamientos. La verdad es que desde hace un tiempo tenía ya el gusanillo de correr y ayer decidí terminar con él. Es increíble como afectan los periodos de inactividad a las patatas descuidadas. Ayer noté mucho la falta de hábito. Todo ello aderezado con que estamos en el peor momento para los alérgicos hacen un combinado explosivo de jadeos y quejidos jondos cada vez que corro. Supongo que será cuestión de tiempo el volver a alcanzar la forma y mejorar los tiempos que ya tenía. De momento y para ponerme metas, ya me he apuntado alguna carrera de 10k para que me pueda la presión y tenga que salir a entrenar.

Bueno, vamos al tema principal del post. Como ya sabéis, hace un tiempo cometí un acto de locura propio de un jovenzuelo y me apunté a la Spartan Race. Para aquellos que no sepan lo que es, aquí os dejo un vídeo para que os hagáis una idea:

Correcto, es una carrera de obstáculos que presume de ser “la carrera mas dura” de ese tipo. Lo que yo os diga, estamos tontos.

Imaginaros la situación. Noche de cervezas … de muchas cervezas … Unos cuantos amigos animados allí dándolo todo, grandes amigos por cierto. Y alguien hace la proposición acompañada de la lapidaria frase “no hay huevos“. El alcohol y la bondades de la noche reaccionan con las pocas neuronas de cerebro que te queden y decides que es la mejor idea del planeta. Con el tiempo te darás cuenta de que solo fue la mejor idea en ese momento, con perspectiva es una malísima. No contentos con eso y sabiendo que hay dos categorías, una de mas de 5 km con 19 obstáculos o una de más de 13 con 21 obstáculos, terminas ya de subirte a la parra pensando que lo mejor es apuntarte a la de 13 km utilizando argumentos como “la de 5 km es para medio hombres” o “con 5 km no tenemos ni para empezar“.

Pues bien, todo esto no tendría más importancia si al día siguiente nos hubiéramos levantado, hubiéramos pensado las cosas con perspectiva y hubiéramos dicho, no, esto no nos da. Que va, eso no ocurre. Lo que te encuentras en un mensaje de los maravillosos locos con los que compartiste la idea diciendo : “Yo ya me he apuntado“. Ahí es cuando estas jodido. Has adquirido un compromiso y te toca apechugar, por lo que te apuntas.

Cuando quedan 3 meses para la prueba, dices, que cojones, si me preparo esto me lo paso yo por el arco del triunfo. Ahora que quedan dos semanas, ya no eres tan gallito 🙂

Pues bien, el sábado que viene estaremos en Rivas para intentar la proeza de acabar esta carrera tan exigente. Y ya de paso a ver si le doy en el morro a alguno de los que me han dicho que no acabo. A ver si funciona la siguiente frase: “Por mis huevos que acabo” 🙂

Un saludo!

Publicado en Running | Etiquetado , , | 3 comentarios

De vuelta a las pistas … y de que manera!

Buenos días a todos,

Tras unos días de parón de entradas en el blog, por las continuas amenazas de mi fakemister y para que sepáis que sigo vivo, retomo la escritura.

La verdad es que mirando, no doy noticias desde antes de semana santa … y joder … lo que ha llovido desde entonces. En ningún momento he parado de seguir entrenando, aunque si es cierto que la perrería se hizo conmigo en algunas ocasiones y hizo que me saltara algún que otro entrenamiento. También influye el que … mis circunstancias vitales, por llamarlo de alguna manera, están cambiando mucho últimamente, lo que me deja menos tiempo para dedicar a mi más que bien amado running. De todas maneras, sigo con las mismas ganas de siempre y disfrutando cada vez que salgo a correr. Es más, si llevo tiempo sin hacerlo, mi organismo me lo pide … así que digo yo que eso será bueno … que coño … es cojonudo!

Bueno, para no escribir un post kilométrico, voy a centrarme en lo más memorable de todos estos días durante los cuales no he dicho nada. Recordaréis, y si no ya os refresco la memoria yo, que despedí el último post diciendo que había realizado mi mejor marca personal durante un entrenamiento de estos planificados. Pues bien, olvidaros de esa marca, porque la he vuelto a batir … y esta vez en una carrera oficial homologada.

El día 4 de Abril, se celebraba en Madrid la Rexona Street Run 10 km. Tras hablar con mi fakemister, decidimos que visto que estos días no iba a estar disponible, era bueno que me apuntara a la carrera para ver cuales eran mis condiciones antes de “desconectar” un poco.

Aunque a regañadientes acepté, y me inscribí en ella. Digo a regañadientes, porque la verdad es que siempre me dan pereza las carreras antes de ir y me tocaba hacerla solo, porque nadie estaba disponible. Llamadme loco, pero cuando uno se apunta a una carrera a las 9:30 de la mañana a sufrir, porque no nos engañemos, a las carreras se va a sufrir, siempre espera llevar un compañero a su lado al cual mirar y que un simple latido lastimero entienda lo jodido que estás y te de conversación para no comerte el tarro. Pues no, solo ante el peligro.

El día anterior se me encendió la bombilla y dije: “Coño, música! Seguro que me ayuda!”. Puse a cargar el mp3 y a la mañana siguiente me daría cuenta de que estaba estropeado … así que allí estaba, sin escudero ni banda sonora para la carrera. Que puñetero bajón!

La salida de la carrera era desde el parque del Retiro. Decidí que me iba a ir pronto en coche para poder aparcar por la zona sin problemas y así luego poder volverme rápido que tenía cosas que hacer. A las 7:45 estaba con el coche aparcado. 1h y 45minutos antes de la salida. Conclusión: no me llega la sangre al cerebro 😄 A que cojones tendría que ir yo tan pronto? Que pensaba salir con los keniatas en primera línea? Bueno, pos a entretenerse 1h y 45 minutos. Ponte la radio, diseña la estrategia vía whatsapp con el mister, calienta un poquito y a las 9:20 en la salida, con frío y sueño.

Disparo de salida. La carrera baja desde el retiro a la castellana por una cuesta maja. A pesar de que la idea era ir a 6:00 hasta enfrentar la subida por la castellana, la carrera despierta en mi el ansia y circulo a 5:45 incluso reteniéndome un poco. Puedo oír en mi cabeza perfectamente las voces de mi mister que dicen “si corres mucho al principio, lo pagarás al final” … pero es que todo el mundo va a toda leche!!! Como voy a ir yo pisando huevos?! Total, que llego al inicio de la Castellana. Como no había mirado demasiado el recorrido, pensé que llegaría hasta el Santiago Bernabeu y recordaba de otras veces que eso era un cuestón de la leche, así que decido no matarme y bajo el ritmo un poco, aún así yendo más rápido de lo que me habían dicho. Total, que cuando estaba pensado en lo que me quedaba de Castellana, de repente, me hacen girar 180º y ale, para abajo. Oye, más feliz que un regaliz la leche. Aprieto un poco el ritmo y ale para abajo hasta cibeles.

Cuando llego a Cibeles, ahí está el primer muro, la cuesta que lleva desde la Diosa a la parte mas alta del retiro. Decido que no es momento de tonterías, así que cojo un ritmo, el que me permite seguir respirando penosamente y no miro ni pulsómetro ni ritmos ni leches. A mita de la cuesta y cuando ya iba pensando “por Dios tío, no te pares!!!”, resulta que hay una tía repartiendo agua. Bendita sea ella y toda su familia. Simplemente el ver ese líquido elemento me llena de felicidad. Yo es que soy así de sencillo, me pones un caramelo a 1 m y ya soy un persona feliz. Trinco la botella y cuando estoy a punto de bebérmela del tirón digo, espérate tu, que como te bebas esto del tirón , según entre va a salir para afuera y va a ser peor el remedio que la enfermedad. Así que decido beber dos tragos y desecharla. Poco a poco llego al final de la cuesta, adelantando a los primero cadáveres de la carrera. Miro el crono y digo pienso que no voy tan mal de tiempo.

Enfilo la bajada que va rodeando todo el parque del retiro hasta atocha. Al principio voy hecho un puto cuadro. De lo cansado que voy por la cuesta, creo que podían escuchar los bufidos y bramidos que emitía desde un kilómetro. Decido recuperar el fuelle y cuando este listo apretar. Y así lo hago. Hay una muy buena cuesta abajo hasta llegar a la cuesta del ángel caído (joder solo de escribirlo, se me erizan los pelos del brazo), así que me pongo a buen ritmo para ver si recorto tiempo al crono y hago una marca …digamos … decente. Es la parte más rápida de la carrera. La verdad es que aunque llevaba la patata bailando reguetón o como se llame esa música del infierno, voy cómodo. Creo que la gente que, como yo, se levanta de la cama y ya esta a unas pulsaciones que al común de los mortales sorprendería, hemos desarrollado un techo de sufrimiento mas alto. Esto es, podemos movernos a unas pulsaciones a las que otros le daría un puto telele.

En fin, termina la cuesta abajo y llegamos a la cuesta del ángel caído. Había oído hablar mil veces de esta cuesta a la gente que corre, maldiciéndola y preguntándose porque la ponen siempre al final de las carreras. Yo para mis adentros pensaba “que coño, si estáis a tope … os la tendríais que pasar por el forro”. Pues bien, nunca pienses esas cosas antes de haber experimentado el sufrimiento. Literalmente, es lo más cercano a mandar todo a la mierda que he estado desde que he empezado a correr. En el km 9 debería estar prohibido, bajo paliza en la plaza del ayuntamiento, poner una cuesta de ese calibre. Cuando la vi dije … hasta aquí han llegado mis ilusiones de hacer un tiempo decente. Total, que decidí mirar al suelo, ponerme de nuevo a un ritmo que pudiera respirar y que fuera lo que tuviera que ser. El panorama era dantesco. En ese momento la gente iba andando y lamentándose. Adelante a un huevo de gente en ese momento e incluso pude ver a alguno que otro potando apoyado en un árbol. Si algún día tengo poder, mandare allanar esa cuesta. Solo me daba para decirme a mi mismo “por favor, aguanta y no te pares que esto ya está hecho”. Y así fue, paso la cuesta y llego el llano.

Recuperé durante un momento el resuello y me lancé un poco más rápido, o lo que yo consideraba que era más rápido, en busca de la meta que estaba al fondo.

Cuando llego, veo el crono al fondo y pienso “no puede ser! Será posible que …” Y aprieto el ritmo a lo que da hasta llegar.

Tiempo de llegada 58:48. Sub 60. El objetivo que me había planteado par Junio. No me lo podía creer. Se que alguno diréis … sub 60, pero que clase de mierda es esta. Pues para mi es todo un record. De hecho, si os remontáis a mi primer post, en la San Silvestre Vallecana completé el recorrido en 1:14:24 y llegando mucho peor. Desde entonces y gracias a todos estos meses he reducido el tiempo de carrera el 15 minutos. Un puto cuarto de hora! Yo no sé a los demás, pero esto a mi me parece increíble e impensable. Ademas al ser una carrera homologada, me da cajón para la sansil de este año … joder … inmejorable!

Total, que estoy la mar de contento. He conseguido empezar a correr como un humano y no como un gorrinete. Está claro que queda mucho por mejorar, pero … vamos en el buen camino.

La pregunta ahora es … podré bajar de 55? El tiempo lo dirá.

Un saludo!

Publicado en Running | Etiquetado , , , | 3 comentarios

Semanas 13 y 14 de entrenamiento

Buenas a todos!

Ya estamos de nuevo delante del ordenador dispuestos a contar como va la vida de un runner novato.

Sé que llevo tiempo sin postear nada por aquí pero es que, entre que tengo poco tiempo y que la verdad es que no se a cuanta gente le llega/entretiene/ayuda estas líneas que escribo en este blog, pos la verdad es que lo voy dejando y dejando. Personalmente ayuda y me explico. Escribir sobre tus propios entrenamientos te hace llevar una especie de “diario” que te permite recordar en un futuro cuales eran tus sensaciones hace una semana, un mes o, si eres constante, un año. Básicamente por eso lo hago, por eso y porque muy de vez en cuando alguno de los comentarios que me dejáis por aquí me suben la moral 🙂

Bueno, después de soltar una parrafada sensiblera, vamos al tema del correr. Como recordaréis, en la entra anterior os comente que, por desgracia, estaba empezando a tener molestias bastante dolorosas en la espinilla a la hora de correr. Pues bien, a lo largo de estas dos semanitas, la cosa ha mejorado. Creo que en gran medida esta mejora se debe a las nuevas zapatillas. Son la rehostia en bicicleta. Solo les faltaría que les pusieras el chip y corrieran solas, que fueran a trabajar por mí y que de vez en cuando se pasaran por algún compromiso de los que no me apetecen para pedirles matrimonio. En serio, increíble. A ratos el dolor ha reaparecido, pero solo durante el calentamiento. Una vez llevo un rato puedo decir que no noto ninguna molestia.

Haciendo caso de mi fakemister, he decidido ir un día de esta semana o de la que viene al fisio, para que me eche un vistazo. Nunca he sido de estas cosas, pero joder, viendo el tino que tuvo al recomendarme que cambiara de zapas lo mismo me toca algún musculo que lleva soldado en mis piernas desde el inicio de los tiempos, se me quita el dolor y empiezo a correr en menos de de 5:00. Oye, soñar es gratis, bueno … gratis no … que seguro que el fisio me pega un buen palo por la sesioncita.

Pues eso, que más o menos y tras un proceso gradual de acomodamiento, he podido completar medianamente los entrenos. Os dejo los datos:

Semana 13
Lo más importante de esta semana fue volver a salir 4 días. Llevaba tiempo sin hacerlo y la verdad es que se nota. Aunque las piernas se están molidas a final de semana, sientes la satisfacción del deber cumplido y la verdad es que … aunque sigues sintiéndote un cochinete, alardeas de las veces que has salido.

semana13

* Un entreno largo a menos de 80%. Correcto, aunque se notaba que veía de estar jodido y el dolo apareció al final de la sesión. Los tiempos un pasito atrás en lo que estaba acostumbrado.
* Segunda sesión de series. Era el primer entreno con las zapas nuevas y ohhhhhh dios mío. En el calentamiento me dolía y mi fakemiste me comento que si estaba jodido, que hiciera un rodaje lento. En esas estábamos, hasta que llegue a las pistas y dije, que cojones, vamos a probar a hacer una serie, total que puedo perder. Ojo, mano de santo, 0 dolor, así que las hice todas 😄
* Tercera sesión a < 60. Tranqui gorrinete, tranqui. Pero, atención, algo pasa … que es … xD Aunque fui despacio conseguí hacer mi mejor ritmo a esas pulsaciones desde que comenzara el entrenamiento. El haber descansado, las zapas nuevas y sobre todo la constancia … tienen premio. De nuevo, es un tiempo de mierda, sí, pero el ver yo mismo mi mejoría es más que suficiente … el que crea que no es relevante que compare sus tiempos con el de cualquier atleta profesional y verá que tampoco son relevantes, peros seguro que para ellos son la leche.
* Cuarto sesión. Series en pirámide (1k,2k,2k,1k). Este día aprendería una valiosa lección. Correr con un cortavientos a una temperatura de 25 grados y sin haber desayunado …. eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeerror xD Llego un momento en que mi organismo dijo, chaval, hasta aquí. Complete dignamente, si eso es posible en mi persona, 1 horita y para casa.

Semana 14
Otra vez cuatro salidas. En este caso fueron tres de correr y una, el domingo, en bici, que tenía ya la leche de mono de cogerla.

semana14

La semana se compuso de:
* Primera sesión series de 500 m. De las sesiones mas duras que he hecho desde que empecé a entrenar. Es curioso como mi cabeza tiende a pensar que, claro, como es menos distancia, esto me lo hago yo con la gorra. Tenía que hacer cada una de las series entre 2:25 y 2:30 cada 500. Cuando llevaba tres, quería morirme. El ir tan rápido aunque sea durante poco tiempo te hace papilla los pulmones. Creo que alguna de las series vi la luz al final del túnel y no, no estaba el cielo, estaba mi fakemister y no, no corría de las ganas que tenia de verlo, sino de atizarle una leche 😄 Trabajo duro la verdad. Eso sí, cuando acabas muerto con ese sabor a oxido en la boca, pero sabiendo que no puedes dar mas de ti mismo, es la mejor sensación del planeta. Lo del sabor a oxido es verídico, yo no sé que tengo en los pulmones.
* Segundo entrenamiento de una horita a <60%, para recuperarme del día anterior.
* Tercer entrenamiento de series de 1k a 5:30. Esto requiere de una mención aparte. Cuando el entrenamiento cae en un viernes es una jodienda y piensas … ¿porque si antes un día como hoy estaba de cervezas, ahora estoy corriendo? … pero si además habías decidido que mejor lo dejabas para el sábado tempranito y a las 23:00 de la noche te da el cargo de conciencia y sales a correr como un poseso … eso … no tiene precio. Que sí, que no vuelo cuando corro, pero joder, nadie puede decirme que no le pongo interés!!!!!

Pues así hemos andado estas dos semanitas que faltaban por postear.

Ayer comencé la semana 15 (joder, 15 semanas la leche) con una grata sorpresa … una MMP en 10 km y sin siquiera quererlo… ¿De cuánto? … eso ya para el siguiente post!

Un saludo corredores!

Publicado en Running | Etiquetado , , | 4 comentarios